cosas de la vida, peladas de cable... se aceptan sugerencias



 sábado, octubre 29, 2005 (2:45 p. m.)
III (Pereza)

Lo admito, soy una floja.
Paradójico: me molesta demasiado el desorden y a veces ni siquiera me animo a ordenar mi dormitorio (ese que mide 2 metros cuadrados), tampoco me animo a estudiar (increíble, no?); me ha pasado iclusive, que alimentar a mi hamster* me da lata.
La virtud que corrige la pereza es la diligencia. Puedo ser una floja cuando los quehaceres son de exclusiva responsabilidad mía, pero cuando el deber llama soy muy responsable y eficiente, en resumen, diligente. Es que además de ser virgo, tengo un sentido medio kantiano del deber. Confusión, soy perezosa y diligente, es que así soy no más, como leí x ahí: "un amasijo de contradicciones".
Que extraño esto de cultivar virtudes y pecar de otras cosas.
Bueno, tan perezosa soy, que este post termina aquí (a buen entendedor, pocas palabras).

PD: * johnnie walker es mi hamster, le digo juanito caminante / me encanta Kant... tengo un rollo medio frikeado con los imperativos y todo eso (culpa de la bioética). / I'm a bloser baby so, why don't you kill me?

por dani ceroaporte


 jueves, octubre 27, 2005 (9:37 p. m.)
II (Lujuria)

Mi vida es nada lujuriosa. Realmente nada.
Quizás reprimo algún recuerdo escabroso de la infancia relacionado con el sexo y esa parte de mí que está tan dormida, no sé. Además, reconozco que recién estoy pensando en escribir sobre mi relación con la lujuria -y en que lo van a leer- y ya estoy de todos colores (roja, morada... etc).
Siempre he sido media pava para relacionarme con los hombres, loser de frentón; es que me enamoro hasta "las patas". Cuando me gusta alguien, me gusta incluso cuando lo imagino en el baño, así de poco romántica e incondicional. Cuando me gusta alguien, soy de las que siente náuseas, no mariposas; soy de las que se sonroja y no sabe que decir, soy de las que se "pega" con las personas durante años... porque claro, mis grandes amores siempre están pololeando (loooser!).
Y es que cuando me gusta alguien, siento cosas tan lindas y fuertes, que la lujuria no es lo primero que me asalta.
Lo más gracioso de todo es que, quienes me conocen, saben que soy una mal pensada sin cura. Mi relación con el doble sentido es de amor/odio; me ha traído tanto alegrías, como problemas. Pero no puedo evitarlo: me río de los chistes "sucios", se me ocurren tallas a la velocidad de la luz... soy una contradicción andante (...).
Lamentablemente, muchas personas, especialmente los hombres, creen que ser mal pensada = ser una puta. Creen que todo lo que hablo de sexo, lo he visto y/o probado.
Y no es así!!!. Soy casi la única de mis amigas que todavía es virgen (si, lo admito). Y me molestan las cosas que pueden llegar a hacer las personas por sexo (han visto "pasiones"?, esa onda!). Me parece denigrante que muchos de los que transitan por la vida, no sean capaces de controlar sus impulsos. Somos humanos!.
Tampoco soy una cínica hipócrita. Admito que me pasan las mismas cosas que a todos -soy humano, sorry-. Y no pretendo hacerme la santa!. De hecho, en estos momentos, hay uno que me mueve las hormonas con sólo "verlo" (quién será?). Que cómo he resistido a la tentación?.. fácil, el no lo ha propuesto, jajaja (mentira... verdad). También me ha pasado que a alguien le he agitado las hormonas, pero mi "super yo" ha antepuesto las consecuencias. Es que cuando tienes química con alguien, es mentira que todo puede ser y será perfecto... siempre hay terceros que sufren (lo mismo que ocurría con la envidia).
No es mi intención parecer monja, sólo espero al hombre adecuado.
He mirado lujuriosamente a alguien alguna vez, he pensado en "esa" persona no precisamente como en un amigo, también. Pero yo soy -mucho- más que eso. Y mi vida marcha relativamente bien sin sexo... creo.
Tal vez mi vida es un poco lujuriosa, un poco.

PD: reconozco que -hasta hace no poco tiempo- tenía miedo al sexo (y todo lo que implica). / Hoy por hoy, estoy aprendiendo a juntar sexo y amor... a ver si mi vida se vuelve entretenida...


por dani ceroaporte


 lunes, octubre 24, 2005 (7:39 p. m.)
I (Envidia)

Pecados capitales son los que originan otros pecados.
Más allá del sentido religioso de la palabra "pecado", creo crucial el intentar corregir aquellos que aparecen en mi vida, no por el tema de comprar un trozo de cielo -o paraíso en el que crean-, sino porque he descubierto que los principales afectados no son sólo quienes los padecen, también lo son quienes nos rodean.
Intentaré repasarlos uno a uno, para hacer "examen de conciencia" y a la vez, me conozcan un poco mejor.
Decidí comenzar con la envidia, creo que es el que menos invade mi vida y por lo mismo es el más difícil -para mí- de comentar (compréndanme si está mal escrito o es poco creativo, o rebuscado!).
A veces lo sincero puede ser brutal (disculpas de antemano).

Me he preguntado muchas veces si es peor envidiar cosas o "vidas" (situaciones). Y en más de alguna ocasión, lo reconozco con vergüenza, me encuentro queriendo cosas que otros poseen como el auto, o una casa bonita, o bonita ropa; gracias a dios ocurre en contadas ocasiones. Lo que también me ha pasado, de nuevo contando las veces con una mano, es desear vidas: tener un novio que me quiera, una familia modelo, etc. y lo que lejos me ha hecho sentir peor, es envidiar vidas y saben por qué, porque -según yo y nadie más- envidiar cosas habla de qué tan superficiales podemos ser, en cambio envidiar vidas, nos dice que tan vacíos nos sentimos... creo que desde cualquier punto de vista ser superficial es nada, comparado con sentirse vacío.
Entonces, si lo planteamos desde otro punto de vista, ¿envidiar muchas cosas, es mejor que envidiar pocas vidas?. Y aquí pierde importancia la forma -cosas, vidas-, transformándose en algo muy relevante el fondo - la envidia-. Quien envidia millones de cosas se siente tan podrido como el que sólo envidia a quien tiene una linda relación de pareja, por ejemplo. Lo peor de todo, por lo tanto, es la envidia, sea cual sea la causa. Por eso no creo en la "envidia sana", es una basura que inventamos para autocompadecernos... sigue siendo envidia donde la pongamos.
Es válido hacer el análisis preguntándonos si somos envidiosos, pero apostaría a que una parte de nosotros -y no precisamente la minoría- se ha sentido envidiado más de alguna vez. Algo extraño ocurre, porque quien es envidiado, sabe que lo es la mayoría de las veces y -casi con placer- no dice nada... peca de soberbia!, ven que también dañamos a quienes nos rodean.
Por suerte (buena o mala, no sé), la soberbia es una parte tan importante de mi vida (ya escribiré sobre eso), que envidio poco...

PD: es una pelada de cable más o menos, ojalá lo hayan entendido, les advertí que la envidia me costaría mucho. Ya escribiré de soberbia e ira (mis traumas!) / las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el sentir popular, jiji.

por dani ceroaporte


 martes, octubre 18, 2005 (9:58 p. m.)
Collar ortopédico blando y yo (no le amo)

De casualidad no tuve clases hoy*, porque es el “paseo” a cartagena para celebrar la semana dela facultad; es la gran excusa para tomar, bailar, en fin, pasarlo bien de la manera que uno quiera... una versión más ñoña del famoso paseo al que asisten todos los de la U para celebrar la semana mechona al mismo balneario.

Todo –o casi todo- daba lo mismo porque me podía levantar tarde, que era lo importante. De hecho, desperté cerca de las 10 de la “madrugada” teniendo intenciones de dormir hasta las 12, por dos razones: a mi dormitorio – que mide 2 metros cuadrados- llega el sol DIRECTAMENTE y consecuentemente mi piyama por poco no era la última capa de mi epidermis (si, la medicina me sale en todo)... es asqueroso, lo sé, pero había sudado demasiado, resumiendo, me estaba cagando** de calor. Así de la nada, mi despertar que no había sido tan malo después de todo y en realidad, mi día completo, se transformó en una pesadilla desde el momento en que intenté levantarme... HORROR!!!, NO PUEDO MOVERME!!!.
Daba pena, tenía el cuello paralizado y cada vez que intentaba moverlo mis gritos sonaban peor de lo que he sonado cantando en público (algo asi como AAAAAHHHGGGGG!!!, pero con tono rabioso y quejumbroso a la vez).
Después de ducharme, vestirme y desayunar a duras penas (tuve que ponerme una camisa negra, imposible ponerme algo sin botones... todavía estaría llorando), recordé que tenía hora al médico, precisamente porque un dolor de espalda – y de mierda** - que me estorbaba desde hace un tiempo.
Que vergüenza, creo que de verdad me veía patética... si hasta me dieron el asiento en la micro!!!. Luego de un caluroso viaje en micro desde mi casa en ñuñoa hasta la facultad – donde era la consulta- en independencia, llegué finalmente a la famosa “hora” y esperé mi turno de atención durante más de media hora.
Sumando: calor + camisa negra + pensar que todo el mundo estaba en el “paseo” + imposibilidad de moverme + dolor + espera = paciente conflictivo. Era feliz en ese momento.
Así entré a la consulta y me atendieron:

- no puedo moverme – dije con cara de angustia creo, porque me quedó mirando feísimo...
- ¿tienes cólicos?- aludiendo a mi “sindrome de intestino irritable”.
- no, tengo un dolor en el cuello y los hombros que me tiene aburrida –
- ..... a ver... voy a examinarte....
- AAAAAAAAAAAHHHHHHG!!!- grito similar a los anteriores cuando me TOCÓ el cuello, cuando intentó MOVERLO afloró el chewbacca que todos llevamos (un grito simplemente indescriptible).
El médico, después de mirarme con una cara rarísima cerca de dos minutos..
- ¿como has estado?- con cara de preocupado...
- eeeee bien... solo este dolor....- y pregunta el perla!
- ¿segura?... porque a veces en la universidad uno puede sentir que... no puede con todo... – qué le pasa?, pensé- tu no has consultado un especialista que te escuche y tal vez te ayude... farmacológicamente.... –yaaaaa se pasó!-
Había aguantado un viaje en micro, el dolor, la espera, etcétera; pero que el colega me estuviera casi preguntando si estaba media loca o “tomadita de los mervios”...
- ¿me está preguntando si voy al siquiatra? ¿quiere saber si tomo relajantes? ¿si estoy enferma de los nervios?- así sin pausa, le dije en voz alta (léase:grito) y en 0,5 segundos. Probablemente me desfiguré... estaba, un poquitín molesta.
Qué se creía, que no podía manejar mis nervios?, que soy una neurótica?...
- eeeeee no... como tu problema del colon es nervioso.. ahora esto sin causa, que ya te había pasado antes... además por tu carrera, yo sé que el tercer año es el más difícil... – de verdad se hundía en el escritorio, casi me dio pena- quizás estás un poco ESTRESADA y te convendría conversarlo con algún especialista...
- NO GRACIAS! – si, me alteré y qué?
Decidió recetarme antiinflamatorios de los más fuertes y un comodísimo COLLAR ORTOPÉDICO BLANDO por una semana... si, una semana, justamente la semana que ha tenido los días más calurosos y soleados de la primavera.

No le bastó con tratarme de neurótica (exagero, lo se... aunque mi reacción lo justificaba), ni decirme “hazte ver” ... me recetó reposo absoluto de 5 días (que usé para crear el blog, JAJA).
... y esa es la historia... “mi collar ortopédico y yo”, una relación sin rumbo y con final escrito: debía deshacerme de él el miércoles, pero hoy no soportaba el calor, digamos que el collar pasó a mejor vida y a mí me sigue doliendo el cuello, pero menos.
*miércoles 12 / **sorry por las “palabrotas” (parezco una mamá)

PD: machi ya po, el gancho!! jijijiji

por dani ceroaporte


 sábado, octubre 15, 2005 (6:51 p. m.)
Peinándola en mala

Estuve leyendo mi diario de vida... pueden burlarse todo lo que quieran, pero es lindo (tiene hojas perfumadas, llave... es una niñería), que en realidad no tomaba desde hace meses. La verdad es que escribo en el famoso diario un grandioso promedio de 4 veces al año, por culpa de la vida universitaria!!! jajaja... imaginen desde que edad lo tengo si tiene como 500 hojas!.

El punto es que me hice un tiempo y lo releí compelto, solo para sacar la vuelta y no estudiar, y después de cagarme de la risa de las estupideces que pensaba hace 10 años (estilo "es un día feliz, me saqué un 7"), me acabo de dar cuenta que desde hace un buen rato (casi 2 años), las últimas y contadas 6 ocasiones que escribí, fueron todas inspiradas por una misma persona.
No sabía si seguir riendo o llorar (mentira, es para darle drama, de verdad me acalambré de la risa), pero es heavy darte cuenta de lo gravitante que puede ser alguien en tu vida.
Y lo peor es que cada vez que este sujeto reaparece me deja sicopateando en mala onda; de verdad gracias a mis amigos por aguantarme el ser monotemática. Para colmo de males, la última vez que "el señor big" (como el de carrie, aunque todos sabemos que carrie es mi tocaya Saldías, jajaja) tuvo la gran idea de venir a confundirme (o confundirse), fue un verdadero imbécil y, en serio, no hay otro calificativo más apropiado para describirlo; demostró que todo el tiempo me había utilizado, que en esta ocasión también quería hacerlo y que, lamentablemente, es un hombre común y corriente... mucho tiempo pensé que no lo era (gracias nano!).
Que gracioso, creo que al leer esto, va a darse cuenta inmediatamente de que es "el aludido"... muchos de mis amigos también... ya, mucha lata "de niñas", para que vean que LA ESTOY PEINANDO TODO EL RATO y en mala onda...

PD: si quieren comentar, por favor no digan el nombre tentativo del guachón, jajaja... ya todos saben quien es... / se viene Pearl Jam (verdad que hay dos fechas?, verdad lo de los teloneros?) / maldito collar ortopédico!!!, ya les contaré como llegué a tenerlo.

por dani ceroaporte


inaugurando

...si, le copié la idea al gordo, además este collarín ortopédico me tiene aburridísima...

La idea, es que solo mis AMIGOS lleguen a leer estas cosas; a diferencia de un "huecolog", no voy a perder tiempo en mandarle saludos a gente que no me interesa, o que no veo nunca... pido lo mismo para sus comentarios...

Espero poder traspasarles un poco de mi día a día, que en realidad no es tan fome como yo pensaba... salvo estos días... por culpa del collarín ortopédico y del estrés (insisto!)... si tengo faltas de ortografía, me encantaría que me las corrigieran (así se escribe?)... para hacerla un poco más digna...

para darle movimiento a esta cosa.... llevo como 3 días sin salir, con collarín ortopédico, aburridísima y cagada de calor... comiendo sopas con fideos chinos (que la llevan!!!).... tengo que escribir un trabajo (en vez de huevear en internet) y una prueba eterna el viernes que viene. En estos días pensaba en las ventajas de un novio (en realidad pololo... novio aun no) que me viniera a ver y especialmente para hacerme masajes en la espalda (tengo el cuello y los hombros pa'l loly, jajaja)... y como estaríamos solos toda la tarde, a ver si se pone entretenido (jajaja q horny!)... pero así como las ganas de tener hijos, la idea se va tan rápido como llega, jajajaja...

si no soy tan bruja... o si?

ya, en fin, quiero carretear, llevo muchos días encerrada y la estoy rallando... me aburrí de que juanito no me converse, jajaja
besos a mis amig@s...

(se viene pearl jam), ya iré metiendo fotos diversas, no mías en todo caso...

por dani ceroaporte