cosas de la vida, peladas de cable... se aceptan sugerencias



 domingo, marzo 08, 2009 (9:46 p. m.)
Día del hombre!

Frente a la celebración del día internacional de la mujer, propongo (elegir una):

1. Suprimir el día de la mujer. Celebrar este día no nos favorece, al contrario, es el punto cúlmine de la segregación. Somos discriminadas a tal punto que necesitamos se nos homenajee durante un mísero día... sí, UNO entre 365 para poder sentirnos reconocidas. Si el empoderamiento del que hablamos fuera real, la mayoría podría sentirse reconocida a diario, sin necesidad de salir a gritarlo a la calle.
¿Es esto culpa de los hombres?. NO. Es culpa de nosotras... (de ustedes, mejor dicho). Cada vez que una mujer se avergüenza de decir lo que ha logrado, de la carrera que eligió, de los problemas que ha superado, no hace más que desmerecer logros que en un hombre se ven reconocidos a diario. Y no porque los hombres sean presumidos o carezcan de humildad. Es tarea de la mujer dejar de confundir la falsa modestia y sumisión, con humildad. En la medida en que esto se incorpore al pensamiento femenino, el hombre entenderá que no es una ofensa a su ego estar con una mujer que ha logrado un poco más que él (no hablemos de ser "mejor", en eso pesa la persona), sino un orgullo.
Al contrario de nosotras, los hombres no sienten necesario ser reconocidos con un día de celebración, porque saben que "todo lo que han hecho por la humanidad" está presente en lo cotidiano.
¿Es esto culpa de la mujer?. NO. Es culpa de ellos. Si bien en términos de tecnología debemos el 99% del desarrollo a los hombres, ellos olvidan que muchas de las grandes obras han sido motivadas (o apoyadas) por una mujer: por amar a una, por odiar a una, pelear por una, por querer sorprenderla, etc.. Ayudémoles a recordar!.

2. Crear el día del hombre. Así como ellos olvidan lo necesarias que somos, no puedo desconocer que mi vida no sería posible sin uno de sus gametitos. Son ellos quienes nos cobijan, los que no nos envidian, los que nos aman incondicionalmente y los que nos hacen querer ser mejores. Son nuestros padres, hermanos y amigos. Nuestros hijos... y el padre de ellos!.
Más allá de todo lo material que hayan aportado a la "especie", el querernos y estar dispuestos a asumir un nuevo rol "opuesto" al que históricamente han desempeñado, los hace valiosos y reconocibles. ¿Se merecen un día?: por supuesto, hay muchos... muchísimos más hombres buenos que femicidas, pederastas, etc.

Tanto el machismo como el feminismo están perdidos!. Ojalá algún día reconozcamos que NUNCA podremos ser IGUALES... porque nuestra esencia es ser, no OPUESTOS tampoco, sino COMPLEMENTARIOS.
Estoy feliz de ser todo lo que soy. Y ser mujer es una parte. Una parte más, tan valiosa e importante como soy hermana, amiga, (seré) médico, etc.. También soy honesta y reconozco que mi vida sin los hombres con todo lo que han significado, bueno y malo, no sería igual.
-----------------------------------------------------------
PD. Sra. presidenta: tener mujeres "por ley" en tareas gubernamentales no nos ayuda. Elíjalas por mérito, en cargos concursables (como debería ser para todos, además) y no por una ley que ordene que los cargos deben ocuparse 50-50!.

por dani ceroaporte