cosas de la vida, peladas de cable... se aceptan sugerencias



 domingo, diciembre 28, 2008 (10:17 p. m.)
Balance 2008

Como parte del "balance 2008" llegué a algunas conclusiones:
1. Podría ser miembro destacadísimo de rescate andino: Este año -y como es mi costumbre- nunca me dediqué a buscar a alguien, pero luego de casi 6 años de NO búsqueda esa persona "especial" apareció en mi vida. Finalmente encontré lo que no buscaba, pero terminó siendo lo que no necesitaba.
2. Sería pésimo carpintero: Puse un clavo en un madero y en mi afán porque quedara bien clavado, doblé el extremo para que no se saliera. Y ahora que necesito sacarlo no puedo ni con un clavo de 9 pulgadas. El madero ya no sirve y el clavo sigue ahí*. Pero por lo menos aprendí a usar el martillo -y NO clavos- para enmendar esa clase de errores... y lo más importante: ¡a comprar los clavos del tamaño que realmente necesito!.

Sin duda, en la medida que mejore mi habilidad como carpintero el talento natural como rescatista también progresará. Porque implicará una busqueda "a propósito" de materiales apropiados. Obvio, los rescatistas necesitan delimitar un área de búsqueda, pero sin olvidar que mirar fijamente puede desviar nuestra atención de algún lugar que realmente la merezca.
Este año terminé de configurar lo que realmente quiero, sé los materiales que necesito y he delimitado el área de búsqueda, pero no olvido que alrededor hay un gran perímetro donde tal vez pueda llevarme una sorpresa.
No pretendo encontrar a alguien este 2009. Mejor dicho, no pretendo buscar a alguien.
Me gusta más que la vida me sorprenda, que las personas me sorprendan.

*hace poco logré sacar el clavo, pero cómo lo hice es parte del arte de la carpintería!.

por dani ceroaporte


 lunes, diciembre 22, 2008 (2:26 a. m.)
Amigos = músicos

Cuando eres un músico entrenado puedes reconocer en qué nota está afinada la guitarra. A veces sabes un carajo sobre teoría musical -como yo-, pero te interesa tanto algún grupo o cantante en particular que empiezas a "fijarte" un poco más detalladamente en sus composiciones y aprendes gracias a esto.
Por ejemplo: aprendí que la mayoría afina sus guitarras en Mi... y conozco canciones en Re que, coincidentemente, son bastante "pesadas": o melancólicas, o llenas de rabia, o de rencor. Digamos que dificilmente una canción teen pop estaría en Re.

Como melómana extrema, creo que inclusive las personas pueden ser canciones y como tales, tender más a un estilo/sentimiento que a otro. Cúantos... o más importante, ¿cuáles, de todas las personas que conocemos, vivirán como "una canción en Re"?.
Si todos fuéramos músicos entrenados esto no sería un problema, porque nos bastaría oír un par de acordes para saber en qué nota está la guitarra. Y no sólo eso, podríamos saber el tono de la canción, reconoceríamos cada uno de sus acordes y, si fuesemos realmente talentosos, también podríamos adivinar cómo sigue. Pero es un hecho que NO todos los habitantes de la tierra son músicos "virtuosos". Y si no somos capaces de ser músicos, con mayor razón, ¿como pretendemos saber algo tan básico como distinguir si quienes amamos viven "en Re"?...

...¡¡¡No todo está perdido!!!: el buen amigo, es como el músico "autoformado". Se interesa realmente por quienes quiere y -como las canciones- las personas comienzan a hacerse familiares, predecibles. Pero, como mencioné, sólo hay una forma de lograr esto: interesándote realmente en la canción; es ESCUCHAR atentamente lo que nos permite adquirir habilidades y posibilita llegar a ser un gran amigo/músico. Si nos damos el tiempo de escuchar a nuestros seres queridos/canciones, aprenderemos a leerlos e interpretarlos adecuadamente... y no sólo eso, lo haremos con gusto, porque sabremos lo difícil que fue llegar a conocer tan profundamente esa persona/pieza musical.

---------------
N.d.A
Un buen músico jamás encuentra "mala" una canción simplemente porque no le agrada o "no es de su estilo". Si llega a ese juicio, es porque se dió el tiempo de escucharla, analizarla e integrarla. El buen amigo, es una persona abierta y tampoco juzga precipitadamente.

por dani ceroaporte


 miércoles, diciembre 17, 2008 (9:35 p. m.)
Aviso (des) clasificado

"Por inminente proximidad de tormenta eléctrica, busco con urgencia CABLE A TIERRA. Permuto. Ofrezco conversación variada, humor diferente -pero entretenido- y cerveza. Interesados, contactarse con Daniela para completar la transacción en persona"

por dani ceroaporte


 jueves, diciembre 04, 2008 (9:59 a. m.)
Mi Principito II

En el libro nunca se menciona si el principito logra volver al B612, tampoco dice si pudo reencontrarse con su rosa y menos habla en qué condiciones estaba ésta.
Probablemente, en un comienzo, la rosa extrañaba y necesitaba a su principito. Pero, ¿qué hacemos una vez que asumimos nuestra soledad?. La rosa hablaba de sus espinas, que le permitían defenderse.
Antes afirmaba sentirme como la rosa abandonada por su principito. Frágil.
Pero también llega el momento de comprender que tal vez el principito nunca será capaz de regresar al B612 (o simplemente no querrá hacerlo). Y eso es lo que he logrado. Y no sólo eso, aprendí también que no necesito que mi prinicipito... el principito -mejor dicho- vuelva. Porque tengo espinas. Espinas que he utilizado durante toda mi vida para poder llegar donde estoy ahora.
¿Qué hacemos una vez que hemos asumido nuestra soledad?. Nada. Porque, precisamente, ese es EL gran paso a dar. Es automático. Ahora puedo ver que no sólo soy una frágil rosa; soy una hermosa flor que puede resultar atractiva a los ojos de muchas personas. Pero más importante que eso, aprendí que las espinas son necesarias, porque nadie más que nosotros podemos y debemos avanzar... gracias a nuestra fortaleza. Es cierto, los demás nos apoyan, pero las decisiones son tomadas por cada uno.
Y a fin de cuentas, ¿de qué sirve ser una frágil rosa?. De nada, porque bastaría el simple soplo del viento para destruirnos.
Si no he dejado que verdaderas tempestades arrasen con mis pétalos en estos -bien vividos- 24 años, menos dejaré que un simple príncipe descuidado lo haga.

por dani ceroaporte